Usos de Evernote: ¿dónde has aparcado tu automóvil?

 
Evernote clasifica geograficamente las notas que creas. Para ello debes tener la ubicación de tu dispositivo activada. Si es así, al crear una nota, Evernote añadirá las coordenadas de longitud y latitud en los metadatos. Con esto, tienes la posibilidad de buscar una nota por el lugar donde se ha creado. En la versión de escritorio de Evernote puedes consultar una pestaña llamada Atlas donde se encuentran todas tus notas clasificadas por el emplazamiento físico donde se crearon. Si viajas poco, sólo aparecerá tu ciudad, pero si eres un profesional que se mueve por varios países o utilizas Evernote también durante tus vacaciones, es una función muy útil, además de que queda muy bien ver el mapamundi lleno de chinchetas en los países donde has creado notas.
 
Hoy quiero enseñarte otro uso de Evernote: ayudarte a recordar dónde aparcaste el coche (o cualquier otro lugar que quieras retener). 
 
Por supuesto, este post va dirigido a aquellos que teneis ese problema en concreto. La mayoría de vosotros no se ha enfrentado nunca a esa situación y recordaos perfectamente dónde está vuestro auto. Pero hay personas a las que sí les va a resulta útil: porque son comerciales que aparcan nueve o diez veces al día en lugares diferentes, porque tienen frágil memoria o porque simplemente son despistados. Pero además de todos esos, os aseguro que esta función puede ser útil también para muchos de nosotros, ya que crear una nota con una fotografía de tu coche bien aparcado puede ser una prueba documental suficiente para librarte de alguna multa injusta. 
 
Recuerda que este uso de Evernote necesita de los servicios de ubicación de tu dispositivo, por lo que si lo tienes inactivo no funcionará. El proceso es bien sencillo: una vez aparcas tu automóvil, creas una nota desde ese mismo lugar. Yo recomiendo que la nota sea una fotografía donde se vea tu coche bien parqueado. Podrías simplemente crear una nota de texto y Evernote le añadiría igualmente las coordenadas geográficas. Pero como te recomendaba antes, si incluyes la imagen podrás demostrar más tarde, en caso de que lo necesitaras, de que tu coche no incumplía ninguna norma ni obstaculizaba ningún vado o que el faro no estaba roto, lo que sea, y así poder librarte de una multa o poder defender tu causa. De todas formas, no es ese el objetivo de esta función, pero ya que debes crear una nota, mejor incluir la imagen por lo dicho.
 
Ahora bien, ten en cuenta que subir una imagen utiliza tu tarifa de datos, y si no tienes una conexión muy amplia es mejor no gastar esos metas de más. En ese caso, simplemente crea una nota de texto y ahorrarás. A mi no me preocupa porque tengo la tarifa Sinfín de Yoigo, con 20 Mb al mes y no los gasto ni intentándolo. Pero hay quien puede ir justito, por lo que se debe tener en cuenta este asunto. 
 
Subas o no la imagen, la nota la creas igual, no le pongas ningún título y así Evernote le dará el título por defecto, que es el lugar donde te encuentras o la actividad que refleja tu agenda, depende de la configuración de tu cuenta. Le pones una etiqueta que se llama parking y así la nota queda identificada para usos posteriores.
 
Estas notas van a estar almacenadas en tu cuenta de Evernote, así que dónde guardarlas? Yo las llevo directamente a la libreta Almacén, que es donde guardo aquellas notas que no deben ser procesadas de nuevo o que ya han cumplido su función principal. Por tanto, esta nota de recordatorio del parking quedará olvidada en cuanto haya cumplido su cometido. 
 
Cuando vayas a regresar a tu coche y necesites recordar su ubicación, abre Evernote en tu smartphone, y ve a la nota de tu aparcamiento, abre la información de esa nota (los metadatos) y pincha sobre la ubicación. Se abrirá un mapa sobre el que podrás moverte para llegar hasta tu automóvil.
 

¿Cómo buscar notas por ubicación geográfica?
 
Existen tres parámetros que Evernote utiliza para localizar geográficamente las notas: latitudelongitudealtitude.
 
Un ejemplo de búsqueda de notas atendiendo a las coordenadas sería:
latitude:32 -latitude:33
Esto nos ofrecería como resultado un listado con las notas que se crearon entre la latitud 32 y 33 grados. Y el mismo procedimiento serviría para la longitud y la altitud.
 

Usos de Evernote: Escanea tarjetas de visita

Hace años solía guardar las tarjetas de visita en unos archivadores especiales, llamados precisamente tarjeteros. Solía tener uno para las tarjetas que utilizaba en mi ámbito personal (las de talleres, restaurantes, peluquerías, reparaciones, o cualquier servicio que quisiera tener localizado cuando lo necesitara) y varios para las tarjetas de visita que guardaba por mi profesión. Y en este caso la división solía ser geográfica. Así podía tener un tarjetero para Canadá, otro para Italia, en fin, uno para cada uno de los países en los que suelo trabajar.
 
Pero cuando los smartphone aparecieron en nuestras vidas, dejé de acumular las tarjetas, más que nada por que cambió la forma en la que viajaba. Antes de la revolución digital solía llevar un maletín en el que guardaba mapas y planos de la zona que debía visitar, documentación sobre el destino que transmitía a mis clientes, y aquellos tarjeteros con propuestas suficientes en cuanto a hoteles, restaurantes, atracciones y cuanto me resultara de interés en la ciudad de turno. Pero al comenzar a manejar smartphones, si se puede llamar así a aquella Nokia E61 que utilizaba por entonces, fue perdiendo sentido el cargar con todo eso: poco a poco el gps sustituyó a los mapas, mi querido Evernote reemplazó a las carpetas atiborradas de documentos, y las agendas electrónicas terminaron con los tarjeteros.
 
Tengo que decir, que tras mi inicial conversión al mundo digital, después he vuelto a ciertas prácticas analógicas que me infunden más seguridad. Por poner un ejemplo, aunque me ayude del gps para llegar a los lugares que tengo marcados, suelo mirarlo con anterioridad en un plano e incluso suelo anotar en un papel las indicaciones básicas, ya que la experiencia que tuve en una ocasión en Hamburgo cuando mi navegador dejó de funcionar y 40 personas hambrientas esperaban a que yo diera por azar con el restaurante en el que teníamos reservada la cena me hizo reconsiderar mi confianza ciega en los dispositivos electrónicos. 
 
Ahora bien, ya no volvería a viajar con los atlas de carreteras en mi mochila, como hice en el pasado, y nadie duda que los documentos se acarrean mucho más sencillamente en Evernote, permitiéndome además encontrar lo que busco en apenas unos segundos. Pero en el caso de las tarjetas de visita, sí que echo de menos a veces abrir el tarjetero y ojear entre los restaurantes de Montreal que he ido recopilando con los años. Y como no quiero volver a acarrear trastos conmigo (viajo cada vez más ligero, como suelo referir a menudo en mi blog personal) creo que la solución perfecta es convertir a Evernote en tu tarjetero digital. Sobre todo si eres usuario premium, y explico por qué. 
 
Para los usuarios básicos de Evernote, la forma de guardar una tarjeta de visita será fotografiarla y subirla a vuestra cuenta. Quedará archivada por tanto como una imagen y los datos que aparecen en la tarjeta solo podrán ser observados por el ojo humano, sin que Evernote consiga rescatar la información directamente del archivo fotográfico (al menos por ahora, aunque estoy seguro de que tardará poco Evernote en implementar esta opción). Es importante que etiquetes correctamente la nota, ya que la tarjeta sólo será presentada si es buscada con el término correcto. Por tanto te recomiendo que incluyas en el título el tipo de servicio a que se refiere, el nombre, y la ubicación. Por ejemplo: Restaurante Casa Manolo Montreal. Y con alguna etiqueta que utilices para facilitar aún más la búsqueda, podrás encontrarla sin problemas en el momento en que la necesites.
 
Pero para los usuarios Premium el proceso es fantástico. Se inicia de forma similar: fotografías la tarjeta de visita desde tu cuenta en Evernote. Pero aquí ya acabó tu trabajo. El elefante se encarga de guardar esta tarjeta de visita, crear el título pertinente (será el nombre del profesional o del servicio en cuestión) y recopilar la información que la tarjeta muestra, como dirección, teléfonos, emails, etc. De esta forma, la nota ya incluye campos predeterminados para dichos epígrafes y la tarjeta de visita queda perfectamente catalogada en tu cuenta. Sin necesidad de que tú hagas absolutamente nada más que la fotografía inicial.
 
Y una vez guardada en Evernote, la tarjeta ya no precisa conservarse. Por lo que ahora ya no suelo ni siquiera guardar la tarjeta cuando me la entregan; la fotografío y la devuelvo para que la entreguen a alguien que la necesite de verdad. Aunque lo que realmente necesitaría esa persona es hacerse una cuenta en Evernote y empezar a disfrutar de estas ventajas.

Usos de Evernote: Lista de repuestos para el hogar

Hoy vamos a crear una lista de repuestos para el hogar.
 
Una estadística reveló que un hogar americano contiene más de 300.000 objetos de media, una auténtica barbaridad. Seguro que en este momento estás pensando si esa cifra se aproxima a lo que tu casa contiene. Y aunque en España es probable que no llegues a tanto, seguro que hay miles de cosas pululando alrededor de tu sofá, desde artículos minúsculos hasta mamotretos de varios metros cuadrados.
 
Algunos de ellos necesitan ser repuestos de vez en cuando: una bombilla, filtros de café, pilas, cartuchos de tinta, etc. Y es muy probable que en cada ocasión que te hiciste con un nuevo repuesto, rebuscaste en la documentación o escudriñaste el aparato a la búsqueda del modelo de suministro que utiliza.
 
Acaba con esto de una vez. Cuando adquieras un artículo para tu hogar fotografía el manual y súbelo a Evernote. Anota además los códigos de los repuestos que necesitará en el futuro y cuando acudas a la tienda, abre tu nota y confirma que estás comprando el artículo adecuado.
 
Mi recomendación es que hagas una nota distinta por cada aparato o cada repuesto. Y en dicha nota incluyes todos los datos relativos al aparato en cuestión: fecha de compra, facturas, manuales, y en el caso que nos ocupa, los códigos de los repuestos. Si tienes la tentación de crear una sola nota para, por ejemplo, los teléfonos móviles, tampoco pasaría nada, pero creo que es más práctico tener una nota diferente para cada uno de ellos. Cuando busques por el término teléfono te aparecerán los dos o tres que puedas tener y es fácil seleccionar el adecuado. Y sobre la libreta donde guardar estas notas, mi recomendación es la libreta ALMACÉN, que es donde yo guardo el 90 por ciento d mis notas. No me gusta crear una libreta para Hogar, otra para Vehículos, etc. Para mí es más práctico tener esa única libreta Almacén y utilizar el nombre de la nota y las etiquetas oportunas para acceder directamente a la información que busco. Pero si te resulta más cómodo tenerlas agrupadas por categorías en distintas libretas, puedes hacerlo. Esa es una de las grandes virtudes de Evernote, su versatilidad y que cada uno lo pueda utilizar como prefiere.
 
Puedes añadir recordatorios en la nota, si sabes de antemano la fecha en la que debes cambiar tal pieza, y Evernote se ocupará de avisarte de que ha llegado el momento.
 
Este mismo sistema puede servirte para las revisiones de tus vehículos, maquinaria o cualquier instrumento que necesite un mantenimiento periódico.